, , , ,

Sectorización

Sectorización o compartimentación contra incendios es una parte importante dentro de la protección pasiva de una edificación e  Ignifugaciones Sevilla ®., como especialistas en protección pasiva, queremos informarte en la importancia de la sectorización.

Pero antes de nada, definiremos qué es protección pasiva ¿A que nos referimos?

 

Antes de la Sectorización

Antes de hablar de la sectorización se necesita comprender qué es la protección pasiva.

Cuando hablamos de protección pasiva nos referimos a todos aquellos aspectos de la protección que van incorporados en una edificación

En los materiales y elementos constructivos que se emplean para su  construcción.

Todos esto elementos y materiales se aplican con el objetivo de reducir la “carga combustible inmobiliaria” y el riesgo de propagación del fuego dentro de un edificio.

Para conseguir un alto nivel de seguridad, tanto de la estructura del edificio, como para las personas que se encuentren dentro de él.

Sectorización o compartimentación en sectores de incendios

La sectorización o compartimentación en sectores de incendios es una medida de protección para evitar “condiciones de propagación interior

Es decir, ayuda a evitar que el fuego se propague por el edificio entero.

“Un sector de incendios es aquella superficie construida que está delimitada por elementos resistentes al fuego para que, en caso de incendio, este quede confinado en su interior y no trascienda a áreas colindantes o adyacentes, o que afecte al resto del edificio.”

Por lo tanto, podemos decir, que la sectorización o sector de incendios, es un elemento más dentro del grupo de elementos y materiales de la Protección Pasiva contra incendios.

Su función principal, evitar que el fuego se propague por todo el edificio, y para delimitar el paso del fuego

  Este es un plano de uno de los trabajos de sectorización realizados por Ignifugaciones Sevilla, se puede ver más información de este trabajo en la web PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS EN EL CENTRO COMERCIAL LOS ARCOS (SEVILLA)

Para dividir cada sector, estos tienen que estar construidos con elementos y materiales que lo haga resistente al fuego.

La resistencia al fuego de un material debe de  tres tener propiedades fundamentales:

  1. Capacidad portante (R), tiempo que el material resiste cuando está sometido al fuego, conservando así sus propiedades.
  2. Integridad (E), comportamiento por el cual, durante un tiempo determinado, un material no deja pasar las llamas.
  3. Aislamiento (I), resistencia térmica, que tiene la cara no expuesta al fuego, a elevar la temperatura del sector.

Si quieres saber más sobre la protección pasiva, más adelante publicaremos más artículo de información.

Síguenos y compártelo con tus amigos en las redes sociales.

También puedes dejarnos tus comentarios.

Fuente de información: Guia Tecnica de seguridad contra incendios de la Junta de Andalucía
Fotografía: Archivo propio
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir