, , , ,

Sectorización con bloques de hormigón

Sectorización con bloques de hormigón

La Sectorización con bloques de hormigón es una de las técnicas usadas en Protección pasiva contra incendios.

Y en Ignifugaciones Sevilla ® es una de las técnicas que ofrecemos a nuestros clientes para satisfacer sus necesidades y ahorro de dinero.

SECTORIZACIÓN

En artículos anteriores de nuestro blog y nuestra gama de trabajos destacados, hemos hablado del sistema de sectorización para la protección pasiva contra incendios.

Hoy vamos hablar de la Sectorización con naves de bloques de hormigón con una resistencia al fuego específica.

¿Qué es la Sectorización?

Sectorización con bloques de hormigónLa Sectorización o compartimentación contra incendios es una parte importante dentro de la protección pasiva de una edificación, lo que ayuda a evitar la propagación del fuego en el interior.

“Un sector de incendios es aquella superficie construida que está delimitada por elementos resistentes al fuego para que, en caso de incendio, este quede confinado en su interior y no trascienda a áreas colindantes o adyacentes, o que afecte al resto del edificio.”

Para que un sector de incendios realice su función, este debe ser construidos con materiales resisten al fuego, los cuales deben tener tres propiedades fundamentales:

  • Capacidad portante
  • Integridad
  • Aislamiento

La forma en la que se realice la sectorización depende del tipo de establecimiento y de la actividad que se vaya a realizar.

En el caso de una nave industrial hay que clasificarlas de cinco tipos:

  • Tipo A: cuando la estructura portante es común con otros establecimientos. Puede presentarse en un edificio vertical, o en horizontal, tipo naves industriales.
  • Tipo B: Son los establecimientos que tienen su estructura, tabiques y techos aislados contigua a otro establecimiento o edificio o separado una distancia inferior a los 3 m.
  • Tipo C: aquella que ocupa la totalidad del edificio y se encuentra separada de otras edificaciones a una distancia mínima de tres metros. Este espacio entre naves deber estar totalmente limpio de elementos que puedan propagar un incendio.
  • Tipo D y E: son establecimientos que desarrollan su actividad en espacios abiertos. Según que la superficie cubierta sea superior al 50% de la superficie ocupada o inferior, la configuración será “D” o “E” respectivamente.

En el caso de la actividad hay que clasificarlos según el de tipo de riesgo:

  • Riesgo Bajo:
    • Depósito de basura y residuos, con una superficie entre 5 m2 y 15 m2.
    • Archivo de documentos y de papel con un volumen entre 100 y 200 m3.
    • Taller de mantenimiento y asimilados con un volumen entre 100 m3 y 200m3.
    • Almacén de elementos combustibles con un volumen entre 100 m3 y 200 m3.
    • Garaje con una superficie inferior a 100 m2.
    • En uso comercial, almacenes en los que la carga de fuego ponderada y corregida sea mayor que 425 MJ/m2 y menor que 850 MJ/m2.
  • Riesgo Medio:
    • Depósitos de basuras y residuos con superficie entre 15 m2 y 30 m2.
    • Archivos de documentos y papeles con un volumen entre 200 y los 400 m3.
    • Taller de mantenimiento asimilado con un volumen entre 200 m3 y 400 m3.
    • Almacenes de elementos combustibles con volumen entre 200 m3 y 400 m3.
    • Cocinas con una potencia instalada mayor que 30 KW y menor que 50 KW.
    • Lavanderías, vestuarios y camerinos con una superficie entre 100 y 200 m2.
    • Sala de calderas con potencia útil comprendida entre 200 y 600 KW.
    • Sala de maquinaria frigorífica si el refrigerante es amoníaco y con una potencia superior a 400 KW si el refrigerante es halogenado.
    • Almacén de combustible sólido para la calefacción.
    • Centros de transformación con aislamiento mediante dieléctrico cuyo punto de inflamación no supere los 300 ºC y cuya potencia total sea mayor que 2520 KVA y menor que 4000 KVA o mayor que 630 KVA y menor que 1000 KVA en alguno de los transformadores.
    • Imprentas, reprografías, etc., con un volumen entre 200 y 500 m3.
    • En uso comercial, almacenes en los que la carga de fuego ponderada y corregida sea mayor que 850 MJ/m2 y menor que 3400 MJ/m2.
  • Riesgo Alto:
    • Almacenes de residuos con una superficie mayor que 30 m2.
    • Taller de mantenimiento y asimilados, con un volumen superior a los 400 m3.
    • Almacenes de elementos combustibles con volumen superior a los 400 m3.
    • Cocinas con una potencia instalada superior a 50 kW.
    • Lavanderías, vestuarios o camerinos con una superficie superior a 200 m3.
    • Centros de transformación con aislamiento mediante dieléctrico cuyo punto de inflamación no supere los 300 ºC y cuya potencia total sea mayor que 4000 KVA o mayor que 1000 KVA en alguno de los transformadores.
    • Imprentas, reprografías, etc. Con un volumen superior a 500 m3.
    • En uso comercial, almacenes en los que la carga de fuego ponderada y corregida sea mayor que 3400 MJ/m2.

FACTORES A TENER EN CUENTA

Una vez aprendido los tipos de nave que existen y el tipo de riego en los que se pueden clasificar según su actividad, hay que tener en cuenta lo m2 que tiene dicha nave.

Teniendo estos tres parámetros claro, podemos estudiar los distintos elementos de protección pasiva que podemos estudiar.

Sectorización con bloques de hormigón en Alcalá de Guadaira.

En el caso de estudio de una nave es Alcalá de Guadaira, se estudió, gracias al técnico ingeniero, la forma de realizar a protección contra incendios de forma que se pudiera cumplir con la normativa vigente de forma económica.

La alternativa que se le ofreció al cliente, fue la de crear zonas de estancamiento con la  creación de muros compuestos de bloques de hormigón con una resistencia al fuego  de 180 min.

Para colocar este tipo de bloque de hormigón, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Medianera de la nave con una RF180
  • Estructura de la misma con un RF90
  • Con el estudio previo del Técnico Ingeniero.

Además de esta alternativa, se lo ofreció otras con las que se podían complementar la formación de una pared formada por bloques de hormigón:

  • Creación de paredes compuestas de pladur, mejorando la estética del bloque de hormigón
  • Instalación de chapa gregada en el techo, con posterior proyectado de lana de roca, dejándole así, no solo una capacidad de resistencia al fuego apta para la normativa, sino dejando una bonita estética a la nave.

En Ignifugaciones Sevilla ® ofrecemos múltiples opciones de Protección Pasiva contra Incendios, pensando siempre en las necesidades de nuestros clientes

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.